El tenista de Jávea se impone por un doble 6-4 al ucraniano y vuelve a ganar un título veinte meses después

David Ferrer logró el triunfo este domingo en el torneo de Bastad (Suecia) al imponerse al ucraniano Aleksandr Dolgopolov por un doble 6-4. El jugador de Jávea, de 35 años, con licencia por el Club de Tenis Valencia, consiguió así su segundo título en Bastad y el número 27 en su carrera deportiva. Ferrer, además, volvió a alzarse con un trofeo del circuito ATP después de veinte meses desde que ganara en Viena en 2015.

Los dos jugadores se rompieron mútuamente el servicio al principio del primer set. Pero Ferrer logró el break clave en el quinto juego para acabar llevándose la manga por 6-4. Dolgopolov, que en el último precedente ante el español consiguió ganar (el pasado mes de febrero en Río), cedió su saque en el tercer juego del segundo set y Ferrer ya avanzó hacia la victoria.

El tenista de Jávea, actual número 46 del mundo, octavo cabeza de serie en Bastad, llegó a tener dos bolas de partido con 5-1, pero Dolgopolov las salvó y se apuntó tres juegos consecutivos. Pero Ferrer, que nunca se rinde, se fue a por el partido. Volvió a tener hasta tres bolas de un partido, que cerró a la cuarta.

Sorribes, lesionada en semis de Gstaad

Sara Sorribes tuvo la mala fortuna de lesionarse en el partido del pase a la final en Gstaad. La jugadora, con licencia por el Club de Tenis Valencia, disputaba el partido de semifinales del Ladies Open suizo contra la holandesa Kiki Bertens, pero se vio obligada a abandonar por molestias en la muñeca izquierda. El marcador señalaba un adverso 6-1 para la de la Vall d’Uxó.